fbpx

ABIERTO TODOS LOS DÍAS

En horario de 11:00 a 19:00 horas
Cierre de taquilla a las 18:00 h

Origen del Museo de Cera: descubre su fascinante historia

Seguro que alguna vez te has preguntado cuál fue el primer museo de cera del mundo, quién lo fundó o en qué circunstancias comenzaron a esculpirse las primeras figuras de cera. En este artículo vamos a resolver esas dudas y te contaremos cómo surgieron las primeras figuras de cera y dónde se fundó el primer museo de cera del mundo.

Como siempre te recomendamos, si estás pensando en planes para hacer con amigos, una visita al Museo de Cera de Madrid sin duda es la mejor opción si viajas por primera vez a la capital o deseas descubrir nuestra historia de una manera original y diferente. Además, es una alternativa ideal para los más pequeños, ya que podrán disfrutar de un gran número de personajes del cine y la televisión.

Orígenes de los museos de cera

Tenemos que remontarnos a principios del siglo XVIII para conocer los orígenes de los museos de cera, cuando se empezaron a exhibir efigies funerarias de cera de reyes y nobles.

En la Edad Media, cuando morían los reyes se exhibía el cadáver vestido con sus ropajes originales. Sin embargo, esta práctica no siempre salía bien, sobre todo si hacía mucho calor. Por eso se empezaron a esculpir figuras de cera del personaje fallecido (la cabeza y las manos). Una vez finalizado el funeral, estas figuras se colocaban junto a la tumba o en un lugar de la iglesia y se convertían en atracción turística para los visitantes. Incluso se llegaba a pagar para ver estas efigies de cera.

Un ejemplo de estas prácticas se puede ver en el Museo de la Abadía de Westminster de Londres, donde se conserva una colección de efigies de cera de la época del rey Eduardo III de Inglaterra que falleció en 1377. También se pueden ver figuras de personajes relevantes como el navegante Horatio Nelson o la duquesa de Richmond Frances Stewart.

Tras el funeral de Carlos II, en el año 1680, las efigies reales de cera dejaron de colocarse sobre la tumba, aunque se seguían realizando para exhibirlas en público. La efigie del rey Carlos II de pie y con los ojos abiertos, se exhibió hasta principios del siglo XIX, cuando ya se habían retirado todas las efigies reales de la abadía de Westminster.

Primeros museos de cera en Europa

En todas las cortes de Europa se elaboraban figuras de cera posando de los personajes del momento. Uno de los escultores más famosos fue Antoine Benoist (1632-1717) que trabajaba en la corte del rey Luis XIV en Francia. Benoist expuso más de 40 figuras de cera de la realeza francesa en su residencia de París. Más tarde, el rey autorizó a exhibir las figuras de cera por todo el país.

Uno de los primeros museos de cera de la historia fue el ‘Moving Wax Works of the Royal Court of England’, creado en Londres en 1711 con más de 140 figuras de tamaño natural. En 1770 el escultor de cera Philippe Curtius abrió su propio museo como atracción turística en París y en 1783 se añadió al museo una de las primeras “Cámaras de los Horrores” de la historia llamada la Caverne des Grands Voleurs (Cueva de los Grandes Ladrones). 

Museo ‘Madame Tussauds’ de Londres

Madame Tussaud pasó a la historia como la persona que fundó el primer museo de figuras de cera como lo conocemos actualmente. Fue en Londres en 1835, aunque, como hemos visto, anteriormente ya existían exhibiciones de figuras de cera en otros lugares de Europa.

Tussaud aprendió a modelar la cera gracias a las enseñanzas de su tutor Philippe Curtius que, como hemos dicho, montó una exposición en 1770 con gran éxito y luego se trasladó al Palacio Real de París en 1776. 

Tussaud modeló los rostros de personajes ilustres de la época, como el rey Luis XVI, el Duque de Orleans, Marat y Robespierre, entre otros guillotinados en la revolución francesa y que en la actualidad se pueden ver en la sala de la “Cámara de los Horrores” del Museo Tussauds de Londres.

Marie Tussaud se convirtió con 19 años en maestra de arte de la hermana de Luis XVI y se mudó al Palacio de Versalles. Al morir Curtius, Tussaud heredó todas sus figuras de cera, por lo que inauguró una exhibición permanente en Londres en 1835. Para acceder a ella había que pagar seis peniques y tras el gran éxito obtenido, el museo se trasladó en 1884 a la ubicación actual, muy cerca de Baker Street en Londres. 

Como hemos visto, es fascinante la historia de las figuras y los museos de cera y ahora tenemos la oportunidad de disfrutar de las técnicas más depuradas para esculpir en cera y de los personajes que han marcado la historia en todo el mundo.

En el Museo de Cera de Madrid puedes disfrutar de más de 450 figuras de cera, desde Cristóbal Colón, que fue la primera, hasta las últimas recientemente inauguradas que son los personajes infantiles Pocoyó y sus amigos Elly y Pato. Reserva tu entrada cuanto antes para disfrutar de un día inolvidable en familia o con amigos. ¡Te esperamos!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…